viernes, 24 de septiembre de 2010

Semper lux


Ya se ha comentado, en una entrada de este mismo blog, la importancia capital de Eric Whitacre en el panorama coral mundial.
Whitacre, por su fantástica música y su buen hacer en las relaciones sociales vía Internet, siempre esté de moda, pero en estos días lo está un poco más, si cabe, pues se anuncia la salida de su flamente nuevo disco -que tiene prevista su salida al mercado el próximo 18 de octubre-.
¿Qué tiene este de especial? Pues bien, a pesar de que la obra de Whitacre ha sido grabada en decenas de ocasiones, aunque se trate de una o dos piezas en un disco de tal o cual coro, y de que ya cuenta con varios discos monográficos -algunos de importancia mayúscula-, este tiene algo diferente y que lo hace único y no es otra cosa que en este Light & Gold -clara referencia en el título a su pieza Lux Aurumque-, Whitacre se pone por primera vez al frente de un conjunto para grabar y dirigir, él mismo, su música.


En otras ocasiones ya había asistido a grabaciones y actuado como asesor musical en ellas-quién mejor que el propio autor para asesorar a un intérprete-, pero en esta ocasión ha seleccionado dos conjuntos vocales, unidos para la ocasión, como son The Eric Whitacre Singers -coro creado ex profeso y del que habrá que esperar una larga trayectoria- y Laudibus -coro de jóvenes talentos, integrado dentro del sistema National Youth Choirs Great Britain- y la participación sorpresa de algunos amigos, como el prestigioso ensemble vocal The King's Singers.
Para la ocasión se han seleccionado algunas de las más caracterísiticas y conocidas piezas del estadounidense, tales como Sleep, Water Night, Lux Aurumque, Leonardo Dreams of His Flying Machine, A Boy and a Girl, así como otras menos conocidas y primeras grabaciones mundiales, como The Stolen Child o Nox Aurumque -una de sus últimas composiciones-.
Se echan de menos auténticas obras maestras como Cloudburst o When David Heard -para el que firma, uno de los monumentos corales más fascinantes de la historia-, pero estas son las cosas que tiene el contar con un minutaje limitado.

Realmente este lanzamiento ha creado una gran expectación, la que, teniendo en cuenta lo extraordinario de la música, la solvencia de los intérpretes y a tenor de algunos pequeños fragmentos ya escuchados, no tiene pinta de defraudar.




3 comentarios:

Euterpe dijo...

Saludos. Les envío a continuación mi blog coral, espero que les interese.
Muchas gracias y buenas noches.

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Por casualidad he llegado a esta fenomenal bitácora musical que ha he alñadido en mi blog-roll.

Aunque mi blog es más generalista, también trato sobre música antigua, una de mis pasiones.

Te agradezco la referencia musical que nos proporcionas, al igual que las de otras webs de interés que prsentas (la de Peter Phillps, sin ir ás lejos; ¿sabes que la primera vez que vi a los Tallis fue en 1992, en Madrid - Museo del Prado/sala Juan de Villanueva?).

Recibe un cordial saludo, Mario.

(P.D.: el post sobre Tomás Luis de Victoria, sencillamente soberbio)

(P.D.2: ¿has escuchado el "Officium novum" del Hilliard Ensemble con J. Garbarek?)

Mario Guada Gutiérrez dijo...

Hola:

Pues muchísimas gracias, amigo.
Me alegro de que te guste.
La verdad es que hago lo que puedo, teniendo en cuenta el tiempo del que dispongo y el nivel de mis conocimientos.

Gracias por los halagos hacia la entrada sobre Victoria. Lo cierto es que estoy contento con el resultado. Es la primera de una serie de entradas dedicadas a esa serie de grabaciones del EPU, así que estate atento a las próximas entregas.

No, sólo he podido escuchar unos fragmentos del nuevo disco de Garbarek y el Hillard, pero no soy yo muy partidario de este tipo de experimentos, la verdad.

Hace poco tuve la oportunidad de trabajar polifonía renacentista portuguesa con Peter Phillips y fue una experiencia impresionante, aunque me marcó más el trabajo con Paul Van Nevel, una mente impresionante.

Un abrazo y nos leemos.